Cómo hacer que vivir en edificios históricos sea cómodo

Los techos altos, los barrios con encanto y las fachadas impresionantes hacen que vivir en edificios históricos sea muy atractivo para muchos residentes urbanos. Las adaptaciones posteriores del material de construcción ayudan a que la calidad de vida en el interior se corresponda con el aspecto de primera categoría.

Mantener el encanto y la belleza es lo más importante cuando se trata de edificios tradicionales, ya sea por la normativa o para aumentar el valor del edificio. Si se observa con detenimiento, la calidad del interior a menudo no se corresponde con la primera impresión. Los residentes se quejan de las corrientes de aire y de las enormes facturas de los servicios públicos, por nombrar sólo algunas, debido a que los propietarios no prestan suficiente atención a la calidad de vida, lo que puede provocar una gran rotación de los inquilinos y aumentar el trabajo administrativo para el propietario. El equipo de investigación de VIVA en Wopfing (Austria) quería saber en profundidad cómo mejorar la calidad de vida en los edificios antiguos.

Cómo el aislamiento puede mejorar el clima interior de las casas del siglo XIX

Especialmente cuando se trata de renovar edificios históricos antiguos, la gente teme que la adición de ETICS en una etapa posterior aumente la humedad del aire y conduzca a un clima interior menos confortable, así como al moho. Una razón para que Baumit compruebe científicamente esta suposición.

Utilizando las casas de investigación Baumit del Parque VIVA en Wopfing, Austria, nuestro equipo de I+D obtuvo nuevos conocimientos sobre el efecto del aislamiento en el clima interior de los edificios históricos más antiguos. Se seleccionaron dos casas de prueba hechas de ladrillo completo, con la única diferencia de un aislamiento añadido a las paredes. Con la ayuda de la Universidad Técnica de Viena se simularon e interpretaron los diferentes escenarios de comportamiento de los usuarios, demostrando que incluso las construcciones extremadamente sólidas necesitan aislamiento para que el clima interior sea más confortable en las casas del Gründerzeit.

Más beneficios como resultado del aislamiento

Se pueden reducir los picos de humedad tanto en verano como en invierno, especialmente si se combina con una ventilación adecuada de las habitaciones. Con Baumit Open, el sistema de aislamiento transpirable con un 99% de aire, las paredes de ladrillo húmedas se secan más rápidamente después de la renovación, tardando sólo la mitad del tiempo necesario sin aislamiento térmico. Otra ventaja de aplicar el aislamiento en una fase posterior: La temperatura de la pared en el interior se eleva a un grado confortable y, por tanto, ayuda a evitar el moho.

Siendo la renovación térmica el tema número uno de este año, estos hallazgos añaden más razones a favor del aislamiento de las casas Gründerzeit con paredes de ladrillo completo: 

Los sistemas de aislamiento de las paredes exteriores suponen un gran ahorro de energía. Gracias al aislamiento, el edificio no se calienta ni se enfría tan rápidamente, lo que contribuye de forma significativa a la eficiencia energética del edificio. Y lo que es más, el espacio habitable es un espacio sin corrientes de aire, lo que hace que vivir en casas Gründerzeit recién aisladas sea saludable debido a la mejora del clima interior. Cuando se trata del valor del edificio, no hace falta decir que el aislamiento profesional afecta a ambos: No sólo el valor del edificio, sino también el valor de la propiedad crecerá a largo plazo.